martes

Sobre corazones viscosos





Quieres que alguien te nombre,
que alguien te diagnostique viva,
quieres que la herida
deje de crecer hacia dentro.
Ahora que las calles de Madrid quedan lejos,
que buscas otros bares a los que besar
los fines de semana,
ahora que te sientes 
tan incierta y tan irreal
y nadie es un buen lugar
en el que quedarte.
Ahora que puedes comprobar
cómo todas las promesas 
te dejaron un corazón viscoso y hambriento
latiendo en el paladar.
Ahora que no tienes ningún cuerpo
sobre el que dibujar una ciudad
a la que huir.

Ahora que solamente buscas,
quizás buscas,
simplemente,
alguien
que sepa ver más allá,
que te coja de la mano
y sepa mirar,
mirar contigo,
más allá.







3 comentarios:

  1. Tener el corozón
    como una carretera cerrada por obras
    por la que apenas transita nadie

    Sé lo que se siente.

    ResponderEliminar
  2. El que no sabe mirar, no sabe lo que se pierde.

    De momento es importante que nosotros mismos seamos capaces de mirar hacia delante. Al final siempre sale el sol.

    Un besoo.

    ResponderEliminar